Cesta

  • No hay productos en la carpeta.
Carpeta Total:0,00
 

Primer edificio VERDE en Baleares, con una puntuación excelente 

Primer edificio VERDE en Baleares, con una puntuación excelente 

Hace unos días se certificó el primer edificio VERDE en Baleares. En concreto en Badia Gran, Mallorca. Una vivienda de ensueño, rodeada de naturaleza y en medio del bello paisaje mediterráneo. Nos recuerda a las típicas casas mallorquinas, pero no es en absoluto un edificio antiguo; se trata de una bioconstrucción que, a pesar de que fue construida antes de certificarse, ha recibido la máxima puntuación con 5 Hojas VERDE. Y es que, según nos cuenta Javier Martínez Pan, ya desde los inicios fue planeada con una gran sensibilidad y consciencia medioambiental.  

El edificio tiene una volumetría sencilla y se integra en el entorno con una envolvente de balas de paja, una cubierta ajardinada, mortero de cal, solado de marés (piedra local de Mallorca) y baldosas de terracota que hacen que la construcción sea una prolongación del ecosistema que la rodea. Si miras la fotografía, pocas cosas llaman la atención respecto a su entorno, y es que la vivienda fue diseñada para integrarse de lleno en el ecosistema.  

La vivienda, pensada con un diseño bioclimático, está orientada hacia el sur y cuenta con amplios ventanales para aprovechar la luz solar en invierno y evitar el uso de calefacción en el interior, lo que permite a los usuarios gozar de la maravillosa luz mallorquina y las brisas de la costa mediterránea. Cuenta también con pérgolas y estores que la protegen de la radiación solar en los meses más calurosos. 

El edificio está ubicado cerca de la costa y la brisa habitual en Mallorca, llamada embat, que ventila de forma natural el espacio. Tiene una envolvente muy bien aislada, con una transmitancia térmica en torno a 0,11 W/m2∙K, y la cubierta vegetal protege la vivienda de la radiación solar. Todo esto permite también una excelente calificación energética A. 

En cuanto al espacio exterior, toda la casa se abre al jardín. La parte norte de este es un espacio fresco, dominado en verano por el acebuche, y la parte sur cuenta con una pérgola y una piscina con filtro de plantas. Unos ventiladores eólicos en los cuartos húmedos garantizan una constante renovación del aire. 

Las decisiones de proyecto hacen que la casa surja como una continuidad del ecosistema que lo rodea y pone a su favor las condiciones termodinámicas del territorio, además de convertirla en una maravillosa y confortable vivienda. 

¿Quieres saber quién vive ahí y cómo enfocó la reforma y la certificación con VERDE? 
No hay comentarios

Escribe un comentario

No tienes permisos

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar